Hacemos un trabajo “Ad Hoc” cuando lo hacemos a medida, especialmente adaptado a las necesidades de un cliente específico.